Solución caso clínico del 30 de enero de 2013: Mieloma múltiple oligosecretor.

RX APRecordamos el caso de un varón de 63 años con antecedentes de tabaquismo que presenta en últimos dos meses dolor lumbar mecánico y una tumoración de partes blandas en cabeza y que cursa con un componente monoclonal IgG kappa con inmunoglobulinas normales.

La Dra. Susana García Escudero (R5 MI) fue quién realizó el diagnóstico diferencial bajo el punto de vista clínico. Su presentación se puede visualizar en el siguiente enlace.

El Dr. Javier Gómez Moriñigo (R1 Radiología) hizo lo propio pero bajo el punto de vista radiológico. Descargar su presentación aquí.

Fue el Dr. Jose Luis Mostaza Fernández (Jefe Servicio MI) quien aportó la solución. La biopsia costal fue concluyente con un plasmocitoma. Nos comentó resultados del caso y aspectos de interés sobre el mieloma múltiple que se pueden ver en el siguiente enlace.

Anuncios

3 pensamientos en “Solución caso clínico del 30 de enero de 2013: Mieloma múltiple oligosecretor.

  1. Estimados Doctores:
    Voy a tratar de ser lo más conciso posible, si bien es bastante complicado lo que paso a exponer, y sin embargo, en mi opinión, de muy fácil respuesta.
    Mi madre fué diagnosticada en 1983, después de meses con síntomas al parecer compatibles, de MM. Los síntomas fueron anemia ferropénica microcítica,(que indujo al estudio) y una V.S.G de 82 mm. 1hora, entre otros, como dolores leves-moderados en columna lumbar y codos. También presentaba fatiga, y cierta palidez cutáneo-mucosa, una vez más compatible con su anemia.
    El mapa óseo reveló discretos signos de artrosis, que finalmente se revelaron como la causa de las molestias óseas. La anemia fué corregida con Ferogradumet, y se inicia tto. con melfalán y prednisona intermitente. Olvidaba decir que se trataba de un IGA lambda, y que la edad de mi madre era de 45 años. El porcentaje de células plasmáticas era del 17%, y el pico monoclonal IGA, de 3.850. No se encontraron imágenes sugerentes de mieloma, y posteriormente todos los parámetros hematológicos volvieron a la normalidad, una vez suspendido el tratamiento por falta de criterios de respuesta objetivos (1985). Pues bien, la pregunta: Puede ser que un mieloma IGA lambda tenga una evolución de 31 años, y que a lo largo de todos ellos no hayan existido ninguna de las alteraciones que se asocian al mieloma (crratinina, hemograma, etc), así como ausencia de proteinuria y de imágenes de masa proliferativa?
    Lo único que sería compatible con el cuadro típico, fué una hipercalcemia (11) que resultó ser causada por adenoma paratiroideo, detectado por niveles elevados de PTH, y resuelto por cirugía, normalizándose el calcio sérico y así hasta hoy.
    Es observada donde fué diagnosticada, a veces con intervalos de hasta 13 meses, siendo su cifra de IGA actual fluctuante en torno a 3000. En la actualidad es vista cada 4-5 meses.
    Omito por razones de discreción el hospital donde es observada, si bien no tendría extrañeza de que Vds. ya tengan conocimiento del caso. El trato ha sido de excelencia. No puedo pasar a detallar muchos otros eventos para no extenderme excesivamente.
    A dia de hoy, a sus 75a. tiene problemas de salud habituales a su edad, como artrosis, discreta osteoporosis, e Hta. y transtornos relacionados con celiaquía ( diagnosticada a la edad de 68), haciendo dieta exenta de gluten desde entonces.
    Mi madre morirá de mieloma, o con mieloma?. A pesar de las 3 décadas transcurridas, aún me pongo bastante nervioso en las revisiones. Quizá esté buscando que me respondan lo que quiero leer, pero no deseo que lo hagan. No he conseguido hallar en modo alguno evolución como la descrita. Sufrí mucho cuando me dijeron que le esperaban 4 años de vida, y no comuniqué nada a mi familia por evitarles el sufrimiento, incluso a mi padre, al que le comuniqué el diagnóstico 2 años después, ante la advertencia de su médico en el sentido que las “cosas empiezan a torcerse”. Nunca lo olvidaré, aunque agradecí tal pronóstico. No quise falsas expectativas, pero, ( y perdón por insistir) es un caso aislado, un posible error, o una forma eterna de quiescencia de la enfermedad?.
    Muchas gracias por su atención.
    Reciban todo mi respeto.

    • Un saludo, Juan Carlos.

      Gracias por tu comentario. Es difícil darte una respuesta. No sé si realmente tiene un mieloma.
      Aunque pueda tener una evolución lenta yo no lo he visto nunca. Además a edades tempranas es más agresivo, aparte de infrecuente.
      Los distintos problemas que ha tenido a lo largo de los años no tienen que ver con el mieloma, salvo la gammapatía monoclonal.
      Un saludo y animo.

      • Muchas gracias por su respuesta, D. Alberto.
        Sobra decir que nunca desconfié de los médicos que aún permanecen en activo, y en equipos de investigación constante, y que además, supieron hacer la pedagogía suficiente ( incluso más ), para conseguir hacerme una idea de asuntos en los que a mis 18 años era lego; una idea de los escenarios que se iban presentando, pero que nunca llegaron a pasar a ser más que falsas alarmas cada vez que acudí con mi madre a urgencias. Problemas que cualquiera de nosotros puede padecer eventualmente, pero las instrucciones eran acudir, y es lo que hice. Claro, una gripe, es una gripe, pero con esa enfermedad, sus tratamientos y sus reacciones adversas exigían ponerse en manos de médicos, por razones obvias.
        Obviamente, fué biopsada ( 2 veces, en cadera y esternón años después). Ahí parecían estar las células plasmáticas que ya conocen vds. es decir, trataron de asegurarse.
        Nunca formulé lo que les he preguntado aquí, por miedo a que pareciese un insulto a la inteligencia, ante las evidencias microscópicas. No obstante, estoy seguro que la duda tuvo que ver con la interrupción del tto., y que de no interrumpir con seguridad habría tenido muy malas consecuencias, ( como Vd. ya tendrá conocimiento ) . Es decir, aún con sus precauciones de seguimiento, tuvieron claro que la relación beneficio/riesgo impedía seguir, probablemente esperando un desenlace “lógico”. Pero no fué así.
        Espero que mis palabras sirvan de algo. Imaginemos que esta enfermedad, diagnosticada en el momento adecuado y en condiciones adecuadas, quizá no sugnifique desenlace fatal forzosamente. En este caso, no ha pasado de ser una Gammapatía Monoclonal de significado incierto, que por cierto, ignoro si otros factores como su artrosis, edad, celiaquía, pueden tener que ver en las anomalías en las IGS de manera sobreañadida. Me voy a atrever a inferir que Vd. opina que efectivamente no es un proceso mielomatoso. A estas alturas debería darme igual, pero, se imagina que durante tantos años, no he dejado de pensar ” tiene cáncer”, y poder quitarme ls frase de la cabeza?.
        No le robo más tiempo. Ha sido muy amable al responder y prestarme este espacio para lo que planteo. Lo mismo en el fururo encuentran otro caso, quien sabe. Yo no lo logro.
        Quedo a su entera y verdadera disposición. Si mi testimonio y cuestión sirven de algo, mejor que mejor.
        Desde Madrid, un afectuoso saludo:

        Juan Carlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s